Reparación inteligente de vehículos

El sector de los talleres de reparación de vehículos, es fuente de numerosos conflictos y quejas por los usuarios, no goza de muy buena fama, esto es público y notorio.-

La reparación de un vehículo por parte del taller es la prestación de un servicio, así lo recoge la normativa, el problema es que este servicio por sus características técnicas y por el desconocimiento generalizado que tienen los usuarios, está diseñado para que sea el taller el que controle en todo momento el proceso de la reparación, tanto desde el punto de vista técnico, como desde el económico, dejando prácticamente al usuario como mero espectador sin voz ni voto, y con la única función de pasar por caja y abonar la factura de reparación.-

El presupuesto de reparación es una de las pocas cosas que el cliente puede hacer para conocer algo más de su problema técnico, pero de poco o nada sirve, si no tiene los conocimientos adecuados para interpretarlo y negociar con el taller,  rara vez el cliente solicita una segunda opinión, porque es incomodo ir a otro taller a preguntar, a demás de la pérdida de tiempo y desplazamientos, por lo que al final, se autoriza la reparación más por resignación que por otra cosa, y porque el cliente piensa que no tiene otra opción.-

Claramente hay una relación desigual entre el taller y el cliente, y esto puede provocar y provoca que la mayoría de las reparaciones se autorizan y realizan de la forma que le interesa al taller reparador, que es el que de una forma u otra, decide, por el cliente, como se va a reparar el vehículo que cantidad y tipo de piezas de recambios se van a sustituir y cuantas horas de trabajo va a facturar por reparar el vehículo.-

El cliente cuando necesita un taller para reparar su vehículo, al final por muchas vueltas que le de, se convierte en un acto de fe, si el taller es bueno, malo o regular, si será honesto, si nos clavara en la factura o no, son cuestiones que no puede controlar y queda en manos de la divina providencia.-

Una reparación más inteligente es posible, la película cambia mucho, cuando el cliente, controla y conoce, antes de ir al taller, las causas del problema, las posibles soluciones con la correspondiente estimación económica de las mismas, las piezas de recambio que va a necesitar, y que tipo, marca, precio, calidad y garantía de estas piezas de recambio son las más adecuadas, y el número de horas de trabajo necesarias para la reparación, en definitiva, que el cliente pasa de ser un mero espectador a un experto en la reparación de su vehículo y esto evidentemente lo cambia todo.-

La forma de conseguir este importante cambio a la hora de reparar nuestro vehículo es la reparación inteligente o reparación online, que no es otra cosa, que poner de nuestro lado como asesores a los profesionales independientes que necesitamos en cada caso para reparar el vehículo desde el conocimiento, y lo maravilloso es que es muy cómodo y sencillo, todo online, y sin coste económico adicional.-

Hasta ahora, solo veíamos una parte de la realidad, que era que había que llevar el coche al taller para reparar o solucionar cualquier problema, lo que no vemos es que se puede reparar el coche, desde el conocimiento, con los aliados adecuados, sin tener que pisar físicamente el taller si no queremos, y sobre todo, con un control absoluto técnico y económico, la reparación inteligente es una maravillosa realidad, ahora se puede elegir reparar de otra manera.

Y recuerde que, si quiere reparar su coche o vehículo, solicite su PRESUPUESTO GRATIS ahora. Nuestras reparaciones y piezas tienen hasta 2 AÑOS DE GARANTÍA.

 

Consúltanos sin Compromiso

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *