reparacion vehículos, coches, tallercar

Maneras de reparar nuestro vehículo

Las posibilidades de reparar nuestro vehículo cuando tenemos que hacer una revisión periódica de mantenimiento o se nos avería, son variadas. Casi todas ellas, pasan por tener que ir al taller, o quizás ya no, casi todas quiere decir que hay alguna en la que si no queremos ya no tenemos que ir físicamente al taller mas adelante le explicamos como, ahora enumeramos las que existen hoy día.

Indudablemente los talleres de reparación existen porque existen los coches, y estos necesitan a los talleres para seguir funcionando correctamente, se supone que unos no pueden vivir sin los otros, están condenados a entenderse, aunque muchas veces las tiranteces entre los talleres y los propietarios de vehículos, son muy habituales, no podemos negar que el sector de las reparaciones de vehículos, por su complejidad técnica, por el desconocimiento habitual de los propietarios de vehículos de sus características, y el elevado coste de las reparaciones que en líneas generales tienen los consumidores, suelen generar las mencionadas tiranteces.

 Hoy día el consumidor tiene diferentes opciones donde reparar su vehículo, están los talleres oficiales de marca o concesionarios oficiales, que normalmente dependiendo del número de habitantes de nuestra localidad, serán de mayor o menor, tamaño así como los servicios que prestan y el equipamiento técnico y humano, del que están compuestos, normalmente están diferenciados a efectos de marca, en concesionarios y agencias, a efectos del usuario los costes económicos de reparar en un concesionario o agencia de la marca, no es lo mismo, otro día explicaremos más detalladamente por qué.-

 Otra posibilidad donde llevar nuestro vehículo, son las cadenas o franquicias de talleres, hay bastantes y generalmente centradas en lo que se denomina, trabajos rapidos, aunque tambien pueden solucionar cualquier otro problema que les solicitamos.

 El taller de barrio o independiente, es otra opción, una característica de estos talleres es la variedad, en cuanto al tamaño de los mismos, pudiendo ser de una sola persona, hasta un taller de considerable tamaño, evidentemente los servicios que podemos encontrar en ellos también son muy diversos.

 Para ciertas reparaciones, digamos menores, ya hay servicios de taller a domicilio, evidentemente ni solucionan todo ni están en todas partes. Otra alternativa para los manitas, domingueros o aficionados al bricolaje, son los boxer de reparación, unas instalaciones, con cierto equipamiento técnico donde podemos alquilarlas por horas y realizar nosotros mismos los trabajos, un encargado con conocimientos y experiencia nos puede asesorar en un momento dado, sobre cuestiones relacionadas con la reparación que estemos realizando.

 Todas estas posibilidades aquí expuestas tienen un denominador común, hay que ir físicamente al taller, al principio del artículo, comentamos que si no queremos hacerlo ya es posible, y efectivamente así es, se puede reparar nuestro vehículo online, existen plataformas que lo hacen, unas con cobertura en una zona determinada y otras con cobertura nacional, unas son de pago y otras gratuitas, unas prestan unos servicios y otras, otros, lo bueno es que el usuario de talleres de reparación, tiene mucho donde elegir, es evidente que las ventajas que internet pone a disposición de los usuarios en todos los campos, tarde o temprano llegará también al sector de la reparación de vehículos, y aunque al principio fueron las piezas de recambio por donde el mundo online se centró, ya prácticamente nada se escapa de sus dominios, por tanto efectivamente, con un mail o una llamada, desde el sofá de nuestra casa, podemos solucionar cualquier problema que tengamos en el coche, será cosa de los tiempos que adelantan una barbaridad, como diría nuestro abuelo.

 

Si te ha gustado y sigues necesitando ayuda en la reparación de tu vehículo, en TALLERCAR tenemos la solución. Solicita información GRATIS explicando tu caso mediante nuestro formulario de contacto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *