La factura de la reparación

Cuando nuestro vehículo ha sido reparado, antes de retirarlo tenemos que pasar por caja para abonar el importe de la reparación, la factura también conocida como la “ dolorosa “ es el documento donde nos informan de los trabajos realizados.-

Aparte de los datos identificativos del taller reparador y del propietario del vehículo, la parte más importante de la factura es la forma y manera en que se tienen que explicar los trabajos realizados en el vehículo.-

Por norma general las dos partidas más importantes de cualquier reparación, son las piezas de recambio y la mano de obra, es muy importante que estén bien explicadas en el cuerpo de la factura, la ley indica claramente que la factura de reparación de un vehículo tiene que estar desglosada por partidas y por trabajos realizados, o dicho de otro modo, se tienen que especificar todas y cada una de las piezas de recambio utilizadas, con su cantidad y precio unitario, asimismo el importe de la mano de obra de los trabajos realizados y la duración en horas o fracciones de hora de los diferentes trabajos si fueran varios.-

Es muy frecuente que los talleres, se limiten a unir el importe de los materiales empleados y la mano de obra en dos únicas partidas o que el desglose no sea tan detallado como la ley les obliga, puede parecer que esto se realiza por comodidad y que no tiene la menor importancia, pero no es así.-

Si la mano de obra no está desglosada, difícilmente podemos saber qué tiempo nos cobran por el trabajo realizado, el cliente tiene que saber que el taller no puede facturar lo que le venga en gana, hay unos baremos de tiempos por los que se rigen las reparaciones de vehículos y el taller tiene que ceñirse a ellos, eso es la teoría la práctica es que según un estudio de organizaciones de consumo el 54 % de los talleres factura más de lo debido en mano de obra.-

Si tenemos dudas de las piezas de recambio utilizadas en la reparación de nuestro vehículo, podemos solicitar que nos las muestren incluso retirarlas del taller, esas piezas son propiedad del cliente salvo excepciones como son piezas cambiadas en garantía o piezas reconstruidas o refabricadas, que serán recicladas, también podemos solicitar del taller que nos muestre la documentación de compra de las piezas para verificar su precio y procedencia.-

Bastante más complicado es saber si los tiempos de mano de obra empleados en la reparación son los correctos, se necesitan dos cosas, programas informáticos y los conocimientos técnicos adecuados para su utilización, la buena noticia es que ya hay plataformas online que ofrecen entre sus servicios la posibilidad de revisar la factura de reparación en todos sus aspectos, técnicos y económicos, si encuentran irregularidades se encarga de reclamar al taller, el cliente solo paga una pequeña parte por este servicio, y siempre y cuando se consiga la devolución de lo facturado de más, si el estudio de las organizaciones de consumo es real, estas plataformas tienen mucho trabajo, el 54 % de las  facturas de reparación tienen una cierta obesidad que necesita tratamiento.-

 

Si te ha gustado y sigues necesitando ayuda en la reparación de tu vehículo, en TALLERCAR tenemos la solución. Solicita información GRATIS explicando tu caso mediante nuestro formulario de contacto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *